logo
header-add

RAFAEL LORET DE MOLA ESCRIBE:

Marzo 27, 2019

Los españoles de hoy suelen olvidar, con mucha frecuencia, cuanto México ha hecho por ellos más allá de las afrentas imperdonables de la invasión sangrienta de 1521 y la dolorosa caída de Tenochtitlán. Por ejemplo, acogimos a los republicanos a quienes persiguió Franco, el tirano cuyo espíritu se prolonga a través de la dinastía Borbón, y luego hicieron de nuestro país el suyo para librarse de la sangrienta represión; aquí se dio bienvenida y sede a la Segunda República Española que era pendón de la mitad de los hispanos de allende el mar. Y Lázaro Cárdenas, quien les abrió las puertas de México, fue un presidente de IZQUIERDA como hoy señalan a López Obrador pretendiendo denostarlo.
Y ahora no tienen dignidad ni vergüenza para lanzar epítetos, no sólo contra el presidente sino también los mexicanos, porque se les solicitó un justo perdón histórico para zanjar la barbarie de hace quinientos años que marcó a esta nación luego de pasar por esa catarata de horrores y formalizar nuestra Independencia en 1821.
Los hechos y las infamias pintan a los pueblos y su carácter.